Browsed by
Mes: diciembre 2013

Otro año va terminando y este hermoso regalo es para todos

Otro año va terminando y este hermoso regalo es para todos

REFLEXIONANDO…

Un año intenso va concluyendo.

En él tuvimos muchos desafíos: el de rearmarnos fue tal vez el más significativo.

En medio del cambio, el espíritu es el mismo  y  a la vez renovado: una Escuela para la vida, alimentada y sostenida conjuntamente con las Familias, cada uno desde su función.

Portada_ClementinaEn este marco surge esta hermosa producción que refleja lo que, eventualmente, puede llegar a surgir  de un sabio ensamble entre la Familia- Escuela. En esta oportunidad: un bello cuento trabajado desde la escuela. Y una familia inquieta que acepta un desafío particular…

Paradojas de la vida, la escritora del cuento está mal de salud.  Le deseamos profundamente que se recupere. Intentaremos hacerle llegar esta belleza allí donde esté. Aprovechemos para recordar que el único momento es AHORA.

AHORA  ¡a disfrutar juntos!

Sería de gran provecho para nosotros el poder saber, si este espacio de los viernes, el “reflexionando”, ha sido  valioso para ustedes. Mucho les agradeceremos nos lo hagan saber por este mismo medio.

Con esta entrega damos por concluido este ciclo.

Aprovechamos para desearles muy felices vacaciones. Nos encontramos el año que viene.

Con mucho respeto y agradecimiento,

Escuela del Sol

 

 

 

 

El caballo y el pozo: Las críticas destructivas.

El caballo y el pozo: Las críticas destructivas.

Un día, el caballo de un campesino se cayó en un pozo. El animal lloró fuertemente por horas, mientras su dueño trataba de encontrar qué hacer.

caballo

Finalmente, el hombre decidió con pesar que el caballo ya estaba viejo y que ya que era tremendamente complicado sacarlo de allí, no valía la pena hacer ese esfuerzo. Por lo demás, el pozo ya estaba seco…  por eso, acabó por resolver que había que cubrir el pozo  de tierra con el caballo dentro.
Les pidió a todos sus vecinos que vinieran a ayudarle. Cada uno agarró una pala y empezaron a tirarle tierra al pozo y al caballo. El pobre animal se dio cuenta de lo que estaba pasando y lloró horriblemente. Pero, para sorpresa de todos, después de unas cuantas paladas de tierra, se aquietó.

Los campesinos finalmente miraron al fondo del pozo y se sorprendieron de lo que vieron…
con cada porción de tierra, el caballo estaba haciendo algo increíble: se la sacudía y daba un paso por encima de ella. Muy pronto todo el mundo vio sorprendido cómo el caballo llegó hasta la boca del pozo, pasó por encima del borde y salió trotando…

La vida va a tirarnos tierra, todo tipo de tierra… el secreto es sacudírnosla y usarla para dar un paso hacia arriba. En definitiva, cada uno de nuestros problemas puede convertirse en un escalón hacia arriba. Podemos salir de los más profundos huecos si no nos damos por vencidos…

¿Porqué no hacer algo parecido con las críticas? Cuando nos critiquen podemos preguntarnos  si acaso hay algo de todo eso que nos pueda resultar útil. Puede ayudarnos el no tomarlo como algo personal ¿Hay alguna cosa que podamos tomar para mejorar? ¿Podemos ver en ellas algo que nos esté faltando y de lo que podamos aprender? Si encontramos respuestas afirmativas a estas preguntas, entonces, hemos conseguido lo mismo que el caballo con la tierra que le lanzaban: aprovecharla para salir del pozo.

De modo que la próxima vez que nos critiquen o enfrentemos un problema, podemos pensar en la historia del caballo como fuente de inspiración.

Sigamos construyendo juntos y muchas gracias por las críticas que nos ayudan a mejorar día a día. ¡Muy buen fin de semana!

 

 

A %d blogueros les gusta esto: